#212723

Es fundamental realizar una anamnesis completa que incluya además de los datos personales, preguntas sobre el estilo de vida del usuario, patologías asociadas, embarazos, etc. Sumado a esto se debe incluir si la persona ha realizado tratamientos estéticos antes, si esta en algun tratamiento nutricional y/o realizando actividad física supervisada o no supervisada por profesionales, si realiza alguna rutina de cuidado facial y corporal, y cual es el objetivo que dicha persona quiere lograr.
Creo que se puede realizar la diferenciación entre distribución desorganizada de grasa o flacidez de tejido aplicando pauta de evaluación que contenga medición de pliegues.
La atrofia muscular abdominal podría evaluarse con pruebas especiales objetivas o bien al realizar palpación del segmento, solicitar al usuario realizar la activación máxima voluntaria y cuantificarlo de esta manera. Puede inferirse la actividad muscular abdominal según la evaluación postural estática y dinámica, con énfasis en columna lumbar, en donde si existiese hiperlordosis modificable al movimiento, es probable que exista inestabilidad de la faja abdominal.
A mi parecer la historia clínica y la anamnesis son fundamentales para determinar un diagnóstico del usuario, sin olvidar la estandarización de pruebas para compararlas luego de realizado el tratamiento.